Nuevo record para un peso riojano de 1836

La moneda fue subastada por la firma alemana WAG Auktionen a traves del sitio eBay y alcanzó el precio de USD5311. La moneda esta certificada y encapsulada por la empresa norteamericana PCGS, que le dió una calificación de MS64+.

 

 

Los pesos plata riojanos se acuñaron entre 1826 y 1840 con valor 8 reales, conservando hasta el año 1837 el diseño de las primeras amonedaciones pátrias de 1813 y 1815. Por esta razón, muchos coleccionistas locales y extranjeros las consideran su continuidad natural, aunque en lo fáctico sea solo una emisión provincial. La acuñación de 1836 fue la más abundante y esto se evidencia en la cantidad de piezas que hoy están disponibles en el mercado numismático. Por esta razón, el precio obtenido por la moneda en cuestión es doblemente sorprendente.

 

La clave del caso se encuentra en su estado de conservación. Tal como explicabamos anteriormente, el valor de una moneda esta dado por su rareza y su estado de conservación, siendo en el caso de este último un valor "no lineal". Es decir, una moneda como la que exponemos, se puede vender en USD400 en estado VF, 750 en estado EF y más de USD5000, como en este caso, en UNC. Por que? Oferta y demanda, si pudieramos saber la cantidad de piezas existentes en mercado en cada estado de conservación veríamos que las proporciones son lógicas con los precios y a priori un precio que parece carecer de lógica, comienza a tenerla. Podríamos ejemplificarlo para que sea más claro. Supongamos que existen 1500 piezas en VF, 500 en EF y solo 10 sin circulación. Si bien estos datos son imaginarios, si chequeamos en la base de datos de la cerificadora norteamericana NGC, ellos informan haber certificado solamente 2 en estado sin circular.

 

Como dato adicional a tener en cuenta, es el hecho de estar certificada y encapsulada. Si bien es muy poco frecuente en nuestro mercado, en EEUU una moneda encapsulada carece de subjetividades y hasta puede ser utilizada como respaldo para garantizar un crédito bancario, dado que al ser trazables se puede conocer públicamente el último precio pagado por la misma. Esto hace que los coleccionistas del norte, que suelen ser los más acaudalados, paguen un premium importante por la moneda certificada cuando se trata de grados altos, AU50 en adelante.

El registro anterior había sido en enero de 2014, cuando la casa Heritage subastó en Nueva York, un ejemplar similar, graduado MS64, en USD3965. Lo que implica un aumento de USD1346 por tan solo medio punto de calidad (un+).

 

Son buenas noticias para la numismática argentina. Si bien parece corrernos la zanahoría a los coleccionistas de bolsillos flacos, implica para nuestra alegría, que las monedas argentinas son muy buscadas y coleccionadas y por ende, estudiadas.